Publicado el 12/08/2019 Categoría: Actualidad

El PIB británico se contrae por primera vez desde 2012



El PIB británico se ha contraído por primera vez en los últimos seis años y medio, alimentando las predicciones realizadas por el Banco de Inglaterra acerca de la posible recesión a la que se puede enfrentar el Reino Unido a partir de principios del año que viene. La economía británica se encogió un 0,2% en el trimestre de abril a junio, en claro contraste con el 0,5% de crecimiento con el que se inició el 2019.

 

El periodo coincide además con la dimisión de Theresa May y el inicio de la carrera por el liderazgo del partido conservador, momento en que se empezó a ver más cerca la posibilidad de que el Brexit se resolviese sin un acuerdo entre Londres y Bruselas. Una perspectiva que se ha ido confirmando durante el verano y que podría empeorar aún más los resultados del tercer trimestre del año, momento en el que se valorará el impacto en la economía de la llegada de Boris Johnson a Downing Street.

 

La incertidumbre por la salida de la Unión Europea y las empresas que se han ido trasladando al continente o a otros destinos, como por ejemplo lo sucedido dentro del sector del automóvil, uno de los más golpeados por la salida, han causado que se cumpla el primero de los dos crecimientos negativos consecutivos que se necesitan para que se pueda hablar de que un país está en recesión.

 

Fuente: El Mundo, 9 de agosto 2019.

 

Leer noticia completa aquí: https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2019/08/09/5d4d8651fc6c833d6d8b45ed.html