Publicado el 4/09/2019 Categoría: Actualidad

El Parlamento asesta un golpe letal a la estrategia del Brexit de Johnson



El Parlamento británico no se dejó impresionar este martes con la popularidad de Boris Johnson ni se amilanó ante sus bravuconadas. Una mayoría de 328 diputados, frente a 301, respaldó la noche de este martes una moción para debatir este miércoles mismo una iniciativa legal cuyo propósito es evitar una salida de la UE sin acuerdo. La rebelión de 21 diputados conservadores, a los que Johnson acusó de atar sus manos en Bruselas y amenazó con expulsar del partido, ayudó a sacar adelante la resolución. El primer ministro respondió anunciando que prepara la propuesta de adelantar elecciones si Westminster gana este miércoles el pulso.

 

Johnson comenzó su intervención por la tarde con la energía y los zarpazos de oso que hacen las delicias de los suyos —”lo que propone la oposición es la ley de rendición de Jeremy Corbyn. Supone ondear la bandera blanca ante la UE”, proclamó— pero la terminó entre balbuceos y respuestas esquivas. El primer ministro comprobó la fiereza con la que se revuelve un sistema parlamentario cuando ve amenazadas sus atribuciones.

 

Westminster aprobó a última hora de la noche una moción para arrebatar al Gobierno su facultad de fijar el orden del día. Y para impulsar a continuación, este miércolesmismo, una resolución legal que obligará a Johnson a pedir a Bruselas otra prórroga de tres meses en la fecha del Brexit —previsto para el 31 de octubre— salvo que alcance antes un acuerdo con los Veintisiete.

 

Fuente:  EL PAÍS

 

Noticia completa: https://elpais.com/internacional/2019/09/03/actualidad/1567529737_570676.html